Clasificación de las bisagras

Clasificación de las bisagras

Las bisagras son elementos imprescindibles en la construcción e instalación de puertas ya que son las que permiten que estas se abran y se cierren sin ningún tipo de dificultad. Es más, no solemos notar la presencia de las bisagras hasta que estas comienzan a chirriar y a pedir una buena lubricación.

Ahora bien, existen muchos tipos de bisagras y es por ello por lo que vamos a realizar una clasificación de las bisagras que podemos encontrar en el mercado y que podemos usar para nuestras puertas. Todo depende del material que uséis o del presupuesto que tengáis ya que no todas cuestan lo mismo.

Así que, sin más, vamos a proceder con la clasificación, ¡No os la perdáis! Y recordad que siempre podéis contar con nosotros, los expertos cerrajeros de Valencia, para la instalación o reparación de las bisagras de las puertas.

Bisagras de libro

Este tipo de bisagras son las más básicas y las más utilizadas ya que, además, son bastante económicas. Están formadas por dos hojas de metal que se abren como un libro. Se pueden fijar con tornillos en la parte que queramos juntar sin ningún tipo de inconveniente.

Bisagras de piano o continuas

Al igual que las bisagras de libro, estas bisagras de piano son muy básicas y se usan mucho. Su instalación es la misma y la única diferencia que hay entre las dos es que las de piano son más largas y se pueden recortar a la medida que se quiera.

Bisagras decorativas

Su tamaño y su instalación es igual que la de las bisagras de libro, pero existe una diferencia, que las bisagras decorativas cuentan con diseños diferentes y elaborados, por lo que son perfectas para estar a la vista.

Bisagras de embutir o de cazoleta

Para el montaje de muebles, las bisagras de cazoleta son las más usadas ya que ayudan a cerrar las puertas de forma muy suave, tal y como vimos en la entrada de bisagras de cazoleta. Son imperceptibles desde el exterior del mueble, por lo que son perfectas para pasar desapercibidas. Es cierto que su instalación es más complicada que las anteriores, pero un buen cerrajero no tendrá ningún problema en realizar esta instalación.

Bisagras de resorte

Si lo que necesitáis son bisagras para puertas de vaivén, las bisagras de resorte son exactamente lo que estás buscando. Cuentan con un resorte, de ahí su nombre, interno que se puede ajustar sin ningún tipo de inconveniente. Son ideales para espacios en los que entra y sale mucha gente como, por ejemplo, un restaurante o una tienda de ropa. Así que si tienes un negocio y no sabes qué bisagras usar, las de resorte son las más adecuadas para tu empresa.

Bisagras de doble acción

Si deseáis una doble apertura, las bisagras de doble acción son ideales para vosotros. Tal y como indica su nombre, estas bisagras son capaces de abrir la puerta en dos direcciones, tanto para adentro como para afuera, por lo que son ideales para bancos u oficinas. Las puertas siempre volverán a su lugar, se abran como se abran, con estas bisagras.

 
Más en Blog
Tipos de cerramiento en una terraza
Tipos de cerramientos en una terraza, ¿Cuál es el mejor?

Tipos de cerramientos Realizar un cerramiento es, en ocasiones, necesario para la comodidad de uno mismo, especialmente si se trata...

Cerrar