engrasar-cerraduras-bisagras

Para todos pasa el tiempo, incluso para las puertas y las bisagras de nuestro hogar. El paso de los años puede hacer que una puerta no esté en las mismas condiciones que al principio, por lo que es posible que la puerta haga un poco de ruido al abrirse o cerrarse, lo que ocasiona un molesto chirrio que a nadie le agrada. Es por ello por lo que vamos a ver cómo podemos solucionar esta pequeña dificultad en las puertas y bisagras antiguas.

El truco para arreglar esto es engrasar cerraduras y bisagras, una vez hecho esto, os podréis olvidar de los molestos ruidos. Además, la puerta estará como nueva por lo que no tendréis que plantearos cambiarla por otra más moderna, especialmente si tenéis una puerta robusta y fuerte, que suelen ser un poco más costosas.Ahora bien,

¿Cómo engrasar cerraduras y bisagras?

Para engrasar las bisagras y evitar que chirríen, lo primero que debemos hacer es elevar la puerta un poco más con la ayuda de una cuña y un destornillador. Tendremos que mantenerla así durante todo el proceso para conseguir que deje de hacer ruido. Una vez elevada la puerta, aplicaremos un lubricante para puertas, que podréis encontrar en vuestra ferretería de confianza, para dejarlo actuar unos minutos. Cuando ya hayan pasado esos minutos, cerrad y abrid la puerta varias veces para comprobar que ese chirrío ha desaparecido por completo. Además, de esta forma ayudaremos a que el lubricante se extienda por toda la zona.

Pero no son las bisagras lo único a lo que hay que ponerle un poco de lubricante, sino que también deberemos hacer lo mismo con la cerradura de la puerta. Las llaves pueden quedarse atascadas dentro de la cerradura debido a su uso, pero esto tiene una fácil solución gracias al polvo del grafito. Para realizar esta pequeña reparación, tendremos que extender el polvo de grafito sobre un paño y engrasar bien la llave. Una vez hecho esto tendremos que meter la llave en la cerradura para que se distribuya bien el polvo y engrasarlo todo bien por dentro. Este polvo lo podréis encontrar, igualmente, en vuestra ferretería de confianza.

Para engrasar la cerradura de la puerta también podréis usar aceite de vaselina y deberéis realizar el mismo procedimiento que con el polvo de grafito, engrasar la llave e introducirla por la rendija de la cerradura. Ambas opciones son buenas, así que ya queda en vuestra mano escoger una de las dos opciones que os hemos dado. El aceite de vaselina también lo encontraréis en la ferretería sin ningún tipo de dificultad.

Una vez hecho todo esto, ya tendréis vuestra puerta lista, como si fuese una puerta nueva. No olvidéis que tenéis a vuestra entera disposición a los especialistas en cerrajería de Aquicerrajeros para engrasar cerraduras y bisagras, reparar puertas, instalar cajas fuertes e incluso para realizar copias de llaves. Sea lo que sea, nos tenéis a vuestra entera disposición para cualquier tipo de servicio de cerrajería que necesitéis y que no os atreváis a hacer vosotros solos.