lubricante-grafito

Seguro que en más de una ocasión has encontrado que tu cerradura no abre como debería. En estas ocasiones solemos pensar que está dañada y que hay que cambiarla, pero, ¿Y si no es así? La solución no tiene por qué ser cambiar la cerradura, sino simplemente engrasarla. En alguna que otra ocasión la dificultad ha estado en que la suavidad no era la adecuada para abrir la puerta, por lo que había que engrasar la cerradura para su funcionamiento.

Este elemento, la cerradura, es uno de los que más sufre día tras día debido al uso que recibe. Es por ello por lo que llevar un mantenimiento periódico es algo fundamental para que no sea un rompecabezas. Se debe engrasar la cerradura para que esta no se atasque y tenga una efectividad del 100%.

Engrasar la cerradura

Si sois un poco manitas podréis realizar este pequeño arreglo vosotros mismos. En el caso contrario, si no os veis capaces de hacerlo, podéis contar con un nuestro experto cerrajero de Aquicerrajeros que os ayudará en todo lo posible. Para engrasar esta cerradura se necesita grafito en polvo, de color gris y metalizado. La boquilla es bastante fina y larga por lo que no habrá ningún tipo de complicación a la hora de usarlo.

A la hora de extender el producto podemos usar cualquier accesorio que sea muy fino como, por ejemplo, la mina de un portaminas. Una vez hecho esto tendremos que introducir la llave en la cerradura correspondiente y girar varias veces para expandir el producto. Os recomendamos que realicéis estos pasos de forma continua ya que de esta forma se evitarán las averías y demás.

Estos materiales se pueden encontrar sin ningún tipo de problema en una ferretería o similar, ya que son materiales que se encuentran en tiendas especializadas. Lo mejor es que este producto que vamos a usar para engrasar la cerradura tenga una boquilla o un adaptador alargado. Esto es necesario para que se pueda solucionar la complicación de forma rápida y sin necesidad de contactar con un especialista cerrajero. Eso sí, si realmente no sabéis cómo se debe hacer lo mejor es contactar con un técnico profesional, él engrasará la puerta en un santiamén para garantizar nuestra seguridad.

Revisiones periódicas

No olvidéis realizar las revisiones periódicas tanto de las cerraduras como de todo lo demás. De esta forma también estaréis contribuyendo a un menor gasto en la casa. Arreglar un aparato estropeado no es lo mismo que hacer una pequeña reparación, lo primero es mucho más caro. Una de estas operaciones habituales que recomendamos es la que tratamos hoy mismo, la de engrasar la cerradura de la vivienda.

Recordad que siempre podéis poner vuestra dificultad en manos de un profesional en el sector. Nuestros técnicos especializados realizan este tipo de servicios de forma rápida y muy económica. Ni notaréis que han estado allí para realizar una reparación, todo quedará tal y como estaba. Así que no dudéis más y si necesitáis realizar cualquier consulta estamos disponibles para todos vosotros.