reparar el cierre de la ventana

La ventana es uno de los elementos de nuestro hogar que más usamos día a día. Cada mañana, al levantarnos, solemos abrir las ventanas para que nuestra casa de airee y para que entre el calor diurno, ¿No es cierto? Además de que siempre viene bien oler un poco de aire fresco cuando saltamos de la cama.

Es por este motivo por el cual los cierres de la ventana suelen estropearse a menudo, lo que nos puede suponer alguna que otra complicación. Si nuestro cierre está averiado, entrará en casa el frío o el ruido del exterior, por lo que es necesario arreglarlo de inmediato. Además, tener un cierre roto no nos garantiza ningún tipo de seguridad frente a los ladrones, estaremos más indefensos que si tenemos nuestro cierre bien arreglado.

Es por eso por lo que vamos a ver cómo podemos reparar el cierre de la ventana nosotros mismos con pocas herramientas y en un pequeño rato que tengamos. Son reparaciones sencillas para las que no necesitamos mucho, así que podemos hacerlo nosotros mismos. Eso sí, si no tenéis tiempo o preferís que un profesional os arregle el cierre de la ventana, no dudéis en contactar con nosotros, los especialistas en cerrajería de Aquicerrajeros, os ayudaremos con cualquier tipo de dificultad que tengáis.

Si el pestillo, o cierre, no funciona puede ser por dos motivos diferentes:

  1. La pestaña se ha caído.
  2. La pestaña se ha partido o requiere un ajuste.

La pestaña se ha caído

Si la pestaña de la ventana se ha caído debemos volver a colocarla en su sitio. Lo único que hay que hacer es volver a ajustarla con la ayuda de una llave Allen, apretándola bien fuerte para que no vuelva a caerse y a desajustarse. Solo se tarda cinco minutos en realizar esta reparacion, así que podéis hacerlo a cualquier hora del día.

La pestaña se ha partido o requiere un ajuste

Para realizar este arreglo también necesitaremos tener a mano una llave Allen. En este caso la usaremos, primero, para liberar la presión de la pieza y poder ajustarla bien. Cuando ya esté suelta se deberá probar con diferentes posiciones hasta que notemos que la pieza se ha enganchado correctamente. Una vez que se ha vuelto a ajustar, deberemos volver a presionar la pieza con la ayuda de la llave Allen.

En el caso de que se haya partido la pestaña deberemos sustituirla por una nueva para que funcione correctamente. También es un ejercicio muy sencillo de realizar, solo que tendréis que acudir a vuestra ferretería de confianza y comprar la misma pieza que la que tenéis en vuestra ventana. De otra forma no encajará correctamente.

Estas son las dos posibilidades que existen a la hora de reparar el cierre de una ventana. Como podéis comprobar es algo fácil de realizar y muy rápido, solo se necesita una llave Allen y un poco de paciencia. Aún así, recordad que nos tenéis disponibles para cualquier tipo de duda o de reparación, tardaremos muy poco en que volváis a sentiros seguros y cómodos dentro de vuestro hogar.

 
Más en Blog
manilla puerta
Cambiar la manilla de la puerta

Llega un momento en el que los objetos que usamos a diario se estropean o dejan de funcionar como deberían....

Cerrar