puerta-de-hierro

Las puertas de hierro suelen ser muy seguras y resistentes. Es por ese motivo por el cual también suelen durar muchos años sin recibir ningún tipo de daño. Claro está que, al igual que con todo, el tiempo pasa por las puertas de hierro y esto lo podemos ver en la oxidación de la puerta. El oxido suele estropear las puertas, además de afearlas, por lo que vamos a conocer cómo reparar una puerta oxidada rápidamente y con unos pocos materiales. Después de esta pequeña reparación quedará como si estuviese realmente nueva.

Herramientas  y materiales

Rodillo de espuma

  • Lija
  • Barniz para metal
  • Adhesivo para metales

Cómo reparar una puerta oxidada, instrucciones paso a paso

El primer paso que debemos dar es el lijar la superficie de toda nuestra puerta hecha de hierro. Debéis aseguraros en la tienda de que compráis una lija especial para las puertas de hierro, que suele tener una superficie de color negra y otra de color azul. Podéis fijaros también en la numeración de las lijas ya que el número más alto se refiere a las lijas finas, mientras que el número más bajo se refiere a las más gruesas.

Para lijar tendremos que hacer círculos sobre la puerta con la lija más gruesa primero. Para rematar el lijado se optará por una lija más fina que permita dar un acabado perfecto a la puerta de nuestro hogar, así que tened a mano, tanto las lijas más finas como las gorditas.

Lo segundo que debemos hacer es aplicar el barniz para metal. Para aplicar este barniz necesitaremos un rodillo de espuma, que lo podéis encontrar en cualquier superficie o en vuestro sitio de confianza. Además, un rodillo no deja marca, al contrario que las brochas que si dejan muchas marcas y finalmente se quedan cortes bastante desagradables en la pared.

A la hora de aplicar el barniz hay que tener en cuenta el orden de cómo va pintada la casa. Lo primero que se hace es barnizar la puerta de hierro ya oxidada y después pasar a barnizar todo el marco que recubre la puerta de hierro.

Para finalizar esta pequeña repación deberemos quitar el sellado de la puerta de hierro oxidada. En su lugar, colocaremos uno nuevo hecho con masiva huevo. Limpiamos los posibles restos que hayan caído en el momento en el que se realizaba esta repación y tendremos una puerta sin oxido, como nueva. Así que no pierdas de vista el cómo reparar una puerta oxidada para echarle un vistazo.

Si aún así prefieres que los expertos cerrajeros de Aquicerrajeros te solucionen este pequeño incidente, no te preocupes, puedes contactar a nuestro teléfono de cerrajeros a cualquier hora del día y en cualquier momento, estamos a tu entera disposición para cualquier dificultad que haya ocurrido. Los cerrajeros Valencia siempre estamos disponibles para nuestros clientes.

Con estas pequeñas instrucciones a mano os aseguramos que no tendréis ningún tipo de inconveniente al reparar una puerta oxidadad de nuestro hogar. Veréis que es una tarea fácil, rápida y muy sencilla de realizar, ¿Os animáis?

 
Más en Cerrajeros
bisagras
Tips para pintar las bisagras

Las bisagras son accesorios a los que apenas les prestamos atención al estar tan escondidos detrás de las puertas. Es...

Cerrar