Automatizar las persianas es una buena opción para evitar esfuerzos innecesarios día tras día. Es por ello por lo que vamos a conocer los tipos de motores que podemos instalar en nuestras ventanas y las ventajas que nos ofrecen.

automatizar las persianas

Tipos de motores

Lo primero que debemos tener en cuenta para escoger uno de los tipos de motores que nos permitirán automatizar las persianas es el tamaño que tiene la nuestra y del material con el que está fabricada. No todos los motores son válidos para todas las persianas. Una vez hecho esto podemos dirigirnos a la tienda para adquirir un motor con las medidas tomadas.

Existen dos tipos de motores actualmente, los motores tubulares y los motores no tubulares. Su instalación no es muy compleja y podemos realizarla nosotros mismos si somos aficionados al bricolaje y a las pequeñas reformas en casa, pero si lo preferís un buen persianista en Valencia de Aquicerrajeros te podemos ayudaros con esta tarea.

Instalación de motores tubulares

Este tipo de motor se coloca dentro del propio cilindro de la persiana, por lo que lo primero que deberemos hacer es introducirlo hasta que haga tope. A continuación tendremos que encajar la estructura en el cajón de la persiana dejando los reguladores de carrera en la parte exterior. Si se quedan en la parte interior no podremos manipularlos. Después de esto tendremos que ponernos manos a la obra con la instalación eléctrica del producto.

Cuando terminemos de instalarlo tendremos que unir la persiana al eje donde está colocado el motor, eso sí, es importante comprobar antes de esto que los sentidos de giro de la persiana para la subida y la bajada están en orden. Por último deberemos ajustar la persiana para que se detenga en el punto que queremos, tanto al subir como al bajar.

Instalación de motores no tubulares

En este caso contamos con dos tipos de colocación, de superficie o de empotrar.

· De superficie: va colocado en la pared y su montaje es el más sencillo de todos y lo único que se debe hacer es cambiar el cajetín de la persiana de correa por el motor que ayuda a automatizar la persiana.

· De empotrar: aunque su instalación tampoco es demasiado compleja, para colocar un motor no tubular de empotrar hay que realizar varios pasos. Lo primero es medir el fondo para saber de cuánto espacio disponemos, si es inferior a 14 cm será imposible colocarlo. Una vez se mide y se tienen los materiales hay que acoplar el motor a la pared, en el cajetín de la persiana, en el mismo sitio donde antes teníamos el sistema para subir y bajar.

Para su uso podemos escoger entre un interruptor, un mando a distancia, un teléfono o un sensor climático o solar.

Ventajas

La comodidad es la ventaja principal que nos supone este tipo de persianas. Con solo pulsar un botón o un interruptor podremos cambiarlas de nivel. Si os gusta despertaros y abrir la persiana inmediatamente podréis hacerlo desde la cama, ¿No es genial?

Otra de las ventajas es el ahorro, especialmente si optamos por un sensor climático o solar. La persiana se subirá o bajará en función al clima que haga en el exterior. Podremos aprovechar la luz solar aún más al automatizar las persianas de nuestro hogar. Al tener persianas automatizadas también alejaremos a los ladrones ya que creerán que hay movimiento dentro de la casa.

Estas son las ventajas que nos proporcionan este tipo de maquinaria. Si aún tenéis dudas al respecto podemos ayudaros en todo lo que necesitéis con solo una llamada de teléfono. ¿A qué esperáis para hacer vuestra vida un poco más cómoda?

 
Más en Blog
consejos sobre seguridad
Consejos sobre seguridad para protegernos los 365 días del año

Los robos pueden producirse cualquier día del año y a cualquier hora, es por ello por lo que es muy...

Cerrar