puertas

Los robos son, desgraciadamente, un acto muy habitual hoy en día y es por ello por lo que debemos proteger nuestro hogar al 100%. Una de las formas más eficaces de hacerlo es instalar una puerta que nos de seguridad y confianza. Para ello se suelen usar dos tipos de puertas, o bien una puerta blindada o bien una puerta acorazada. Pero, ¿Cuál es le diferencia entre una puerta blindada y una puerta acorazada? Vamos a conocer en qué se diferencian para que podáis escoger la que más os conviene.

Características de las puertas blindadas

Para empezar tenemos que comentar que las puertas blindadas están compuestas por una estructura en placas, denominadas también como hojas hechas en madera, intercaladas con aleaciones de metal. Tanto la estructura de marco como la de la hoja de la puerta están hechas de madera y están recubiertas con una capa de hierro para hacer que sea más fuerte. Aún así, esta no es una puerta especialmente dura, por lo que no la recomendamos para usarla como máxima seguridad.

Claro está que muchas de estas puertas cuentan con una chapa de acero de varios milímetros que impiden la extracción por taladros. Esto da consistencia y fuerza a la puerta blindada, por lo que se convierte en una puerta más apta para garantizar la seguridad.

Características de las puertas acorazadas

En la propia estructura de la puerta acorazada encontramos unos firmes tubos de acero que están, a su vez, reforzados con un tipo de hormigón especial que le dan más dureza a la puerta acorazada. En la puerta acorazada encontramos una estructura de marco y hoja de puerta de madera que se recubren con una chapa hecha de acero, al igual que la puerta blindada, para hacerla más fuerte. No puede considerarse como una puerta de seguridad hasta que no se le añade el refuerzo.

En esta ocasión, las puertas acorazadas se refuerzan con cerraduras especiales que ofrecen alta seguridad. Es por ello por lo que las puertas acorazadas están consideradas como las más eficaces contra los robos, es decir, las puertas más seguras que existen en el mercado, muy por delante de las puertas blindadas.

Ahora bien, ¿Cuál es la más adecuada para cada casa o cada oficina? Realmente depende mucho de nosotros, de nuestro gusto y de nuestro presupuesto ya que, aunque no siempre la puerta más cara es la más segura, sí que tendremos que pagar un poco más para tener una puerta que nos garantice una seguridad completa.

Para asegurarnos de cuál es la puerta que más nos conviene y que mejor se adapta a nuestro estilo de vida debemos consultar a un especialista en el sector de la cerrajería. Él nos ayudará, nos aconsejará y nos realizará la obra cuando decidamos qué puerta es la mejor. Así que no dudes en contactar con un técnico especialista de Aquicerrajeros para garantizar vuestra inversión ya que una puerta de ese estilo no es algo que comprar a la ligera.

¿Qué puerta os convence más? ¿Cuál usaríais vosotros en vuestro hogar o en vuestra oficina para garantizar tu seguridad y la de los tuyos? Cuéntanos cuál es tu opinión al respecto, ¡Estamos deseando escucharla!