Tener una puerta con bisagras que chirrían no es lo más cómodo ni agradable del mundo, sino todo lo contrario. Es por ello por lo que hoy traemos tres formas caseras de arreglar las bisagras que chirrían. Podrás acabar con tu gran problema.

 

bisagras que chirrían

Trucos para arreglar las bisagras que chirrían

 

Aceite lubricante

La primera opción que ofrecemos es la de usar un aceite lubricante en formato de aerosol. Lo primero que hay que tener en cuenta es que el aceite lubricante siempre será lo más recomendado para las bisagras que chirrían ya que permitirá que se deslicen sin hacer ruido. Claro está que también es importante que el aceite lubricante llegue a todas las esquinas. Por ello recomendamos hacerlo con un aerosol.

Este instrumento, el aerosol, te permitirá llevar el aceite lubricante a todas partes, vaya, que seguro que no se queda ningún rincón de la bisagra sin lubricar, o al menos esa es la idea.

 

Reparar el perno de la bisagra

Si después de la lubricación la bisagra sigue haciendo ruidos, piensa que es posible que el perno de la bisagra esté en mal estado. Es por eso por lo que te recomendamos desmontar la bisagra entera y reparar el pernio, que también es muy sencillo.

 

Elimina el óxido y la suciedad

Una vez lo tengas en la mano sabrás si el perno de tu puerta está sucio o tiene óxido debido al paso del tiempo. Si es así, será importante eliminar esa suciedad que hace que las bisagras chirríen.

Para hacerlo tan solo tendrás que limpiar el pernio con lana de acero. Se quitará de forma muy rápida.

 

Endereza el perno

También es importante asegurarse de que el pernio está recto. Cólocalo en el suelo y fíjate si está recto. Si no lo está, deberás enderezarlo para que quede perfecto.

Una vez hecho esto, tan solo tendrás que volver a ponerlo en su sitio y comprobar que las bisagras ya no chirrían.

Si siguen haciendo ruido, deberás cambiarlas. No hay otra solución. Además, piensa que este tipo de accesorios para puertas no son demasiado caros. No dudes en contactar con un cerrajero experto si no sabes cómo hacerlo.

 

 arreglar las bisagras

 

Vaselina

El tercer y último método que recomendamos es el de usar vaselina. Es muy sencillo y práctico, además de que suele dar buen resultado. Tan solo tendrás que poner vaselina en aquellas bisagras que chirrían y abrir y cerrar hasta que dejen de hacerlo.

Es cierto que esta es la solución más rápida, cómoda y económica, pero también es cierto que si las bisagras no están en buen estado no servirá de mucho.

No olvides contactar con los expertos en cerrajería para cualquier tipo de avería. Ten en cuenta que, en muchas ocasiones, el problema no es la bisagra, sino la puerta, por lo que será necesario ver cuál es la avería y solucionarla de la forma más rápida posible. Un buen cerrajero será capaz de hacerlo.

 

 

Formas caseras de arreglar las bisagras que chirrían
Rate this post
 
Más en Cerrajeros
ventanas oscilobatientes
Qué son las ventanas oscilobatientes: pros y contras

No son pocas las opciones que nos ofrecen a la hora de instalar ventanas, eso sí, no todas las ventanas...

Cerrar