La puerta del portal es una de las partes más importantes del edificio ya que, además de proteger las viviendas de los propietarios, es la primera imagen que una persona ve del edificio. Es necesario que, además, la puerta del portal sea muy resistente. Ten en cuenta que se usará muchas veces a lo largo del día, por lo que tiene que ser de un buen material.

puerta del portal

 

Si habéis decidido entre todos los vecinos cambiar la puerta del portal, debéis tener en cuenta algunos puntos para tomar la decisión correcta.

¿Qué tipo de material es el mejor para la puerta del portal?

Los mejores materiales para la puerta del portal son, sin duda, el hierro, la forja o el aluminio ya que son más resistentes que, por ejemplo, la madera. También tienes que tener en cuenta el clima de tu ciudad. Si vives en una ciudad con mucho sol, por ejemplo, no sería recomendable poner madera.

¿Cuál es el mejor aislamiento para la puerta del portal?

Nuestra recomendación es que optéis por poner aislamiento acústico y aislamiento térmico, de esta forma evitaréis el ruido, el frío y el calor. Es cierto que la puerta del portal con aislamiento suele ser más cara, pero realmente merece la pena.

¿Qué hacemos si la puerta del portal está estropeada?

Si notáis que la puerta del portal falla es posible que solo necesite una reparación. Para aseguraros tendréis que llamar a un experto cerrajero que os garantice que la puerta está en buen estado, simplemente necesita una pequeña reparación.

reparar puerta del portal

 

Reparar la puerta del portal

El movimiento de la puerta del portal se controla por una válvula hidráulica. Este sistema lo llevan la mayoría, por no decir todas, de las puertas que tienen el cierre automático. El cierre se produce gracias a los muelles que lleva y que se ven modificados dependiendo de muchos factores. Uno de ellos es la temperatura ya que en verano se dilatan y el movimiento es más brusco y rápido. En invierno, por el contrario, se ralentiza y provoca este problema del cierre.

Para solucionarlo lo primero que debéis hacer es encontrar el problema de la puerta del portal. Una vez hecho esto deberéis regular la velocidad de cierre modificando los tornillos que tiene el muelle en el lateral, que suelen ser dos. Es cierto que algunas puertas solo cuentan con un tornillo, en este caso controlará toda la puerta, mientras que si son dos el tornillo A regulará la velocidad a la que se cierra la puerta y el B regula la fuerza del cierre.

En cuanto a materiales solo necesitaréis un destornillador plano pequeño y paciencia, como siempre que se realiza una reparación. Si aún así la puerta sigue sin funcionar e incluso pierde líquido es que está averiada y hay que sustituirla. Para ello lo mejor es contactar con un cerrajero experto en la materia para que lo asegure o ponga una solución rápida.

Chirridos en la puerta del portal

Los chirridos son otro de los problemas que se suelen tener con las puertas cuando no funcionan correctamente. Solucionar este desperfecto también es muy sencillo ya que solo tendréis que fijaros en un par de detalles de la puerta del portal.

Los cambios de temperatura, como ya hemos comentado, hacen que la puerta tome un ritmo u otro. Debido a estos cambios el material también puede quedar deformado, por lo que debéis aseguraros de que la puerta no está hinchada y que las bisagras funcionan correctamente. En caso de no ser así, las reparaciones son muy sencillas ya que solo se deben cambiar las piezas que fallan.

Así que si la puerta del portal de tu comunidad de vecinos no funciona como debería no te preocupes, tienes dos opciones. Puedes arreglarla tú con tus vecinos, con paciencia y maña, o contratar el servicio de un técnico especialista en cerrajería.

 

 

 

 
Más en Cerrajeros
Cambiar cerradura de la puerta exterior
Motivos para cambiar la cerradura de la puerta principal

Existen muchos motivos para cambiar la cerradura de la puerta principal, aunque el motivo principal es garantizar la seguridad de...

Cerrar