En los últimos años hemos observado como el método bumping se ha puesto muy de moda entre los ladrones. ¿Por qué? Porque es un sistema sencillo y efectivo para abrir puertas si no tienes  instalado ya cerraduras antibumping.

En qué consiste el método bumping

 

método bumping

 

En un principio, el método bumping era una técnica que los propios cerrajeros empleaban para abrir puertas. Esto se hacía a través de una llave modificada que permitía abrir sin ningún tipo de inconveniente cualquier tipo de portón y facilitaba la tarea de los cerrajeros profesionales.

Hoy en día esta técnica ha pasado de ser exclusiva de los cerrajeros a ser uno de los métodos usados por los ladrones para poder entrar a robar en casas y oficinas. La facilidad que proporciona internet ha podido ser una de las causas de esta expansión de conocimientos.

El método bumping, además, no deja huella, lo que ocasiona aún más inseguridad entre la población. Afortunadamente el sector de la cerrajería actúo rápido ante esta situación de desconcierto e inseguridad y creó las nuevas cerraduras antibumping. Eso sí, hay que aclarar que estas cerraduras no son cien por cien efectivas. Al igual que cualquier tipo de sistema de seguridad, pueden tener un punto débil y fallar. Dependerá mucho del nivel de seguridad que quieras incorporar a tu puerta.

 

La llave bumping

cerraduras antibumping

 

El método bumping se puede llevar a cabo gracias a la llave bumping, la clave para abrir puertas. Esta llave se introduce en el interior de la cerradura de seguridad y se golpea para hacer saltar los pistones del cilindro. Acto seguido la puerta se abrirá sin ningún tipo de dificultad y los ladrones podrán entrar para robar sin miedo a ser descubiertos.

La llave bumping tiene el aspecto de una llave normal, pero tiene la particularidad de que sus dientes están recortados hasta un punto mínimo, que es lo que le permite entrar en cualquier tipo de cerradura.

Llegar a conseguir una llave bumping no es una tarea difícil. Existen multitud de sitios webs que no solo te explican la técnica para conseguir abrir una puerta, sino que, además, te enseñan a crear una llave bumping o te indican dónde comprarla. Por ese motivo consideramos tan necesario mirar por la seguridad del hogar e instalar un cilindro antibumping.

 

Métodos de robo más habituales

 

A pesar de que el método bumping es la forma de robo más popular, no es la única que existe actualmente. A continuación vamos a conocer las técnicas más comunes que usan los cacos para entrar en una vivienda.

 

Bumping

 

Tal y como hemos adelantado, el método bumping es el más limpio. No causa daños ni destrozos en la cerradura del domicilio y permite entrar como si realmente se tuviera la llave. Para usar esta técnica es necesario tener la llave bumping, un material fácil de conseguir y para el que no hace falta ningún tipo de identificación. No necesitas ser cerrajero para poder obtener una llave de estas características, simplemente tienes que tener el dinero.

Al ser un método tan liviano el propietario no notará que han entrado en su casa a robar hasta que no compruebe qué es lo que le falta.

 

Extracción o rotura

 

La extracción es una técnica mucho más agresiva que el bumping que consiste en atacar el cilindro o bombín de la puerta. Para realizar esta operación, los ladrones suelen arrancar, de forma literal, el cilindro con alguna herramienta, como unos alicates. El cilindro entonces se parte por la mitad y da acceso al rotor para girarlo.

Al igual que la anterior, es una técnica bastante sencilla de realizar, especialmente si el cilindro tiene un escudo abierto que deja ver el cuerpo del bombillo.

 

Taladro

 

El taladro, también conocido como técnica drilling, es un método agresivo y ruidoso, por lo que no suele usarse en viviendas céntricas. Los ladrones suelen reservar esta técnica para las viviendas aisladas.

Mediante el método del taladro se destruye el cilindro y acceden directamente al rotor de la cerradura. Al llegar al rotor, los rateros pueden acceder al mecanismo de bloqueo de la cerradura y conseguir abrir la puerta.

La técnica del taladro si deja huella en la cerradura, de ahí a que se use en casas que no se encuentren dentro del núcleo urbano.

 

Ganzuado

 

Conocido también como picking, el ganzuado es una técnica que permite a los ladrones alinear los pitones de la cerradura de tal forma que permita abrir la puerta sin dejar rastro. Esta técnica requiere más destreza por parte del ladrón y aún así es la segunda más usada, después del método bumping.

Para poner en práctica este método, los ladrones suelen introducir unos ganchos dentro de la cerradura. Son herramientas fáciles de conseguir.

Ten en cuenta que este método es letal en los cilindros antiguos, ya que tienen los pitones dispuestos de forma lineal y en una sola parte del dispositivo. Los bombines actuales tienen los pitones colocados de forma radial que hace que el uso de este método sea casi imposible. Pero siempre existe la posibilidad, no lo olvides.

 

Impresioning

 

Una de las formas de robo que más se está extendiendo en la actualidad es la técnica del impresioning. Para usarla, los cacos imprimen las muescas de la cerradura en una fina lámina de aluminio moldeable, lo que les permite crear una copia exacta de la llave. Este procedimiento tampoco deja huella en el mecanismo de la cerradura.

 

Cerraduras antibumping, la mejor forma de evitar el método

 

¿Cuál es entonces la mejor solución para intentar evitar los robos a través del método bumping?

Para  solucionar  esta problema en la actualidad existen dos opciones . Una de ellas es colocar una cerradura antibumping tradicional. La otra es cambiar el bombín de la cerradura por un bombín antibumping.

La instalación de una cerradura antibumping. La tecnología antibumping es la que evitará que los pitones internos del bombín salten y se alineen para que la llave pueda girarse. Por mucho que el ladrón de un golpes, los pitones se quedarán en su sitio.

Para ganar mayor seguridad, además de contar con el sistema antibumping, tu cerradura debería tener un sistema anti palanca, un sistema anti ganzúa y un sistema que no permita bajo ninguna circunstancia extraer el bombín. Esta cerradura te permitirá estar más seguro dentro de tu vivienda.

 

Cerradura antibumping

La cerradura antibumping que pertenece a la nueva generación está disponible en dos marcas diferentes. Una de esas marcas es FAC, con el modelo EL FAC 946 RT/80 UVE, y la otra es la marca Lince.

Por una parte, las cerraduras antibumping de la marca FAC cuentan con pitones flotantes activos, cerradero solapado, pletina de acero anti extracción y un casquillo protector con una sola pieza de acero y disco endurecido. Además, estos cerrojos cuenta con un sistema anti-palanqueta, anti-taladro, anti-extracción, anti-ganzúa y, como no, anti-bumping. Por otro lado, los de la marca Lince también cuentan con protección anti-bumping, anti-extracción, anti-taladro, anti-ganzúa y anti-torsión.

Bombín antibumping

En el caso del bombín antibumping tenemos más opciones donde escoger. Tenemos el bombín de KABA, el de Lince y los de TESA. Son tres opciones buenísimas y vamos a conocerlas para que os podáis decidir por una sola.

En primer lugar, el cilindro KABA es un bombín diseñado especialmente para evitar el antibumping. Todos sus componentes, además de la estructura, están pensado para que la llave no se pueda girar si no es la original. Este bombín es el que se suele usar en las administraciones públicas.

En segundo lugar, el cilindro C6 de Lince se caracteriza por la alta seguridad que ofrece gracias a sus características que conoceremos a continuación. Por último, la marca TESA nos ofrece varios tipos de bombillos, el modelo TX y TK y el Mul-T-Lock MT-5.

Las características del bombin de la marca KABA

· Cilindro compatible EZCURRA DS10/DS15 .
· Apertura con llave por el exterior y por el interior de la cerradura.
· Incluye 5 llaves.
· Llave reversible de puntos de alta seguridad de 22 pares de pitones.
· Duplicado de llaves controlado por tarjeta de propiedad única.
· Alta seguridad anti-bumping y anti-ganzúas.

Las características de los bombines C6 de la marca Lince

· 5 llaves XL reversibles.
· Método antibumping.
· Una barra de acero sólida que ayuda a evitar cualquier tentativa de rotura y extracción del cilindro.
· Protección frontal antitaladro: 2 barras cementadas en el rotor y 4 en el cuerpo.
· Pitones, arietes y muelles en acero inoxidable.

Las características comunes de los bombines TK o TX son:

· Sistema de protección antibumping avanzado.
· Llaves únicas con sensores de seguridad.
· Control de copia electrónica
· Protección contra el ganzuado.
· Embrague antipánico doble (nos permite abrir aunque nos dejemos la llave puesta en el interior).
· Certificado UNE-EN 1303 de calidad.

En el caso del modelo TK, además tiene tres importantes ventajas:

· Incorpora en su parte delantera una pieza de acero cocido que elimina la posibilidad de ser taladrado.
· Toda la parte inferior y central del bombín está formada por un refuerzo de acero que evita que el bombillo pueda ser partido.
· Viene de serie con un sistema de antiextracción del rotor.

 

 

cerradura antibumping

Cómo saber si tengo cerradura antibumping en casa

Es posible que ya tengas instalada una cerradura antibumping en casa y estés pensando en instalar una. Esto ocurre, especialmente, cuando se acaba de alquilar un piso y no se pregunta qué tipo de cerradura tiene.

Es por ello por lo que es importante saber la cerradura que tiene la puerta de tu casa.

¿Quieres saber si tienes instalado cerraduras antibumping? A continuación te decimos cómo.

La primera opción que existe es la más sencilla y es la de mirar en la propia caja de la cerradura. Si tienes la caja de la cerradura a mano, échale un vistazo, ya que ahí te pondrá si realmente es una cerradura antibumping o no. Claro está que no siempre se tiene la caja de la cerradura o la factura, por lo que hay que buscar otra forma.

La segunda opción es la de observar el perfil de la llave. Si nunca has visto una llave de cerradura antibumping, puedes buscar en internet una fotografía que te la muestre pero, realmente, lo más sencillo es optar por llamar a un cerrajero profesional que te diga si alguna tienes algunas cerraduras antibumping instaladas.

 

Cómo comprar las mejores cerraduras antibumping del mercado

 

En la actualidad un gran número de marcas se han dedicado fabricar buenas cerraduras de seguridad. Pero, ¿Cómo saber cuál es la adecuada? Para conseguir unas cerraduras antibumping de buena calidad deberás fijarte en los pitones. Cuanto más pitones, mayor será la seguridad.

Nuestra recomendación es que acudas a un cerrajero profesional para ser guiado durante todo el proceso, no solo en la instalación, sino también en la elección de una buena cerradura. El cerrajero será el que mejor te aconseje en esta tarea ya que es el que conoce de primera mano cuál es la mejor cerradura antibumping para tu puerta. Es posible que, además, el cerrajero en cuestión te recomiende cambiar tu puerta por una más segura. No sirve de mucho tener una buena cerradura instalada en un portón que no aporta ningún tipo de seguridad.

En definitiva, existen una gran cantidad de opciones con precios muy diferentes. Déjate recomendar por tu cerrajero y disfruta de la seguridad que garantiza el tener una buena instalación.

 

Estos son los métodos de protección que existen frente al robo con la técnica bumping. La técnica bumping ya no será un quebradero de cabeza.

 

 

 

Cerradura antibumping y bombín antibumping, ¿Cuál me conviene?
Rate this post
 
Más en Cerrajeros
cerradura segura
¿Es realmente tu cerradura segura?

Una de las preguntas que más recibimos los cerrajeros es si realmente una cerradura es segura. Cuando ponemos una nueva...

Cerrar